tromp l’oeil en la calle o como quedarte perplejo

Qué sencillo es crear una nueva ruta turística en una ciudad. Se eligen determinadas fachadas sin ventanas (o con ellas), normalmente feas, en ellas se pintan un trampantojo o tromp l’oeil, según si eres español a francés, colocas en el mapa de la ciudad que se reparte en las oficinas de turismo los puntos donde se encuentran estos trampantojos, al igual que las iglesias, las catedrales, los estadios de fútbol, los mercados, las líneas de autobus… y obtienes un ruta turística alternativa, divertida y sorprendente.

Como ejemplo, la ciudad de Montpellier, que dispone de un buen puñado de ellos, en diferentes puntos de la ciudad y bien identificados en los mapas. A ver si aprendemos por aquí cerca y hacemos acciones de este tipo.

trampantojo en Montpellier

Trampantojo en una plaza de Montpellier

A otro nivel y sin ser un trampantojo, me tocó hacer un proyecto similar en Barakaldo. Este tipo de acciones, no puntuales, desde luego fomentan no solo la cultura sino el turismo, y sin necesidad de invertir millones de euros en arquitectos medíaticos, pintores exclusivistas, etc.

Anuncios

~ por Jon en 22 enero 2010.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: