Pequeño nuevo tesoro

Ayer al llegar a casa me encontré con una sorpreasa mayúscula en una bolsa minúscula, ahí, encima de la cama, en mi lado, como cuando éramos pequeños y mis aitas nos dejaban los regalos en el sitio preferido de cada uno, para que identificáramos cuales eran nuestros regalos y no abríesemos los del resto. Los míos, en mi sofá preferido en casa de mi abuela.

Ahí estaba, bolsita naranja, erguida, enlazada. Sin gafas, y en la penumbra de la habitación a oscuras rápidamente identifiqué que se trataba de una bolsa de Campo Marzio. “¿Será para mi?” pensé, que estúpido, si somos dos en casa y yo no lo he comprado, está en mi lado de la cama, hace más de tres meses que no paso por Campo Marzio, me tendieron una trampa diciéndome que fuese a ver si las ventanas de la habitación estaban cerradas… ES PARA MIIIIII !!.

La ilusión que le hace a uno los regalos completamente inesperados es fabulosa, se te ensancha el cuerpo, se llena de aire, se acelera su espiración y la sonrisa se alarga acorde al agrandamiento de los ojos, mueves los dedos sintomsinon y agito los brazos como un pulpo fuera del agua. Como una marioneta de la que manejas los hilos sin orden ni concierto. Un espectáculo visual.

Un deja vu en el ritual, quitar el lazo de la bolsa, sacar la pequeña caja de cartón, desenfundarla, y desenganchar el pequeño objeto de deseo que contiene dentro.

Boligrafo colección Slim de Campo Marzio
Bolígrafo colección Slim de Campo Marzio

Un precioso bolígrafo cubierto de piel verde oscuro y que se desliza sobre el papel con una suavidad extraordinaria. Como si navegase por una Mar en calma. Si hay algo que me llama la atención de los bolígrafos y plumas de Campo Marzio, además de su diseño único y diferencial por conjugar modelos clásicos y atrevidos, es la calidad a la hora de escribir con ellos, que al final es el fin último de estos delgados elementos de escritura. Porque no los tengo para coleccinar, desde luego, voy alternando las plumas, los bolígrafos, dependiendo del estado de ánimo, de lo que vaya a escribir en cada momento, del lugar al que me dirija. Al igual que hay una música, una lectura para cada momento también hay un bolígrafo, una pluma para cada situación.

Así que hoy andamos de estreno. Lo que farda uno con él entre los dedos… Gracias…

Anuncios

~ por Jon en 9 octubre 2008.

4 comentarios to “Pequeño nuevo tesoro”

  1. Precioso regalo. Mi tesoro!!! Ja ja ja. Un abrazo y hasta pronto. Úsalo ya.

  2. vamos, desde las 9 de la mañana está operativo !! todavía no lo he soltado jejeje

  3. Adoro los lapiceros, lapices y todo lo que escriba sobre papel… Me impresiona que mis hijos odien escribir, claro ellos son del mundo moderno, de la tecnología, yo me he metido con la tecnología y me gusta… pero cuanto placer siento al escribir sobre el papel…

    Hermoso regalo… A mi tambien me fascina que me regales lapices y bolígrafos…

  4. Me alegra tenerte de vuelta y además tan ilusionado.

    Yo creía que lo mío era algún tipo de fetiche, pero lo tuyo es patológico 😛

    Patológico, pero de una belleza sublime.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: