Somos la peor plaga que ha poblado la Tierra

La semana pasada, o ya hace dos, ni lo se, pasaron sin pena ni gloria por el calendario el día del Medio Ambiente, y el ruinoso fracaso de la cumbre de la FAO. Digo sin pena ni gloria, ya que la falta de acuerdos eficaces que ayuden a paliar el hambre en el mundo pasaron por los informativos como mero suceso anecdótico. Total, qué cojones nos importa, si los que vemos el telediario no pasamos hambre.

Parece que nos quedamos esperando a que alguien nos diga, que si, que gastar 190 veces más en armas que en luchar contra el hambre es lo normal en una sociedad como la nuestra, así que no hay que hacer saltar las alarmas. Tranquilos, el orden mundial es así, y si nos dicen que hay que gastar más en armas que en alimentos por algo será. Es necesario que estemos más seguros (la cuestión de quién tengo que tener miedo) a que parte de la humanidad se muera de hambre. Evidentemente las suspicacias que se generan dentro de un país militarmente bien armado cuando se enteran de que otro país incrementa el gasto en armas, hace que los primeros lo incrementen a su vez, supongo que “por si acaso. Si no quieren hacernos nada, no entendemos por qué se rearman cada vez más, así que cuidado, nosotros también“. Y así un tira y afloja por demostrar al resto de la humanidad quién es el más fuerte y enviando al resto una señal de “ehhh, cuidado que soy la rehostia y me sobran cojones“.

A la vez incrementamos de forma ruin el presupuesto para paliar el hambre, por no decir que no lo incrementamamos. Lo incrementamos de forma tan ruin, no porque nos interese incrementarlo o porque no tengamos pasta, sino porque no nos interesa una mierda el hambre y por eso, lo incrementamos solo una migaja. Si interesase de verdad reducir la hambruna lo incrementaríamos de forma más que sustancial.

Y en el medio, entre el incremento armaentístico y el incremento del hambre en el mundo, tenemos a nuestro planeta. Se me ocurren muchas ideas respecto al maltrato que ejerce el Hombre (que me perdone la ministra al utilizar este término en masculino, pero en Antropología y Filosofía el término “Hombre“, con mayúscula, conlleva un significado más amplio que el mero individuo masculino). El primero de todos es el de la explotación de los recursos. Hay una diferencia muy grande entre aprovecharnos de los recursos que nos ofrece la naturaleza y explotar los mismos recursos. La relación entre el hombre y la tierra es de dominación. Dominamos la tierra, pensamos que la tierra está al servicio del hombre y por ello la exprimimos en nuestro propio beneficio. O mejor dicho, en lo que nosotros creemos que nos beneficia, porque a la larga, esta explotación se es está volviendo contra nosotros.

Parece que poco a poco esta dominación sobre lo natural, la explotación sobre la tierra está dando sus frutos, y cada vez más nos encontramos con noticias como que el agua escasea, determinadas razas de animales se extinguen, no hay pesca, especies vegetales desaparecen, y un largo etc. con lo que estamos contribuyendo a alterar la evolución natural a pisotón humano. Los caladeros están vacíos porque hemos arrasado con la pesca, estamos vaciando la Mar de recursos. Como ya nos hemos comido a los grandes, no nos importa pescar a los pequeños, y cuando terminemos con ellos, no habrá nada más. Quizás aprendamos a comer algas y otras especies marinas, hasta que acabemos con ellas también.

Asolamos las reservas de oxígeno del planeta como el Amazonas. Edificamos en terrenos que podríamos dedicar al cultivo, consumimos más energía de la que podemos crear, y desperdiciamos el agua de la manera más vil. Exlotamos el planeta, y hasta que el hombre no de un cambio de actitud en su relación con la tierra, es más que seguro que terminemos con ella. Los recursos no son ilimitados, no lo olvidemos. Una cosa son los recursos que podemos sacar de la tierra y otra los recursos que necesitamos del planeta. Existe una diferencia abismal entre posibilidad y necesidad. Es necesario consumir según necesidad, no según posibilidad. Pero a ver quién le explica esto a los grandes magnates, a los productores gigantes. Quién les convence de que hay que producir para el uso, no para las ganancias, porque estas ganancias generan más y más ganancias, y más y más avaricia y nos ciega la realidad de una producción y consumo exagerado, de un cada vez mayor déficit de recursos naturales.

Por ello, o giramos 180 grados y nos ponemos a realizar un consumo responsable, un consumo sano, o seguiremos teniendo una sociedad enferma y un planeta en coma.

A esta explotación de los recursos, y directamente relacionada, desgraciadamente hay que añadir una plaga que está asolando el planeta. Y es la especie humana. Las únicas plagas que creemos conocer son las de las langostas y la famosa plaga de los topillos que hace meses asolaba los cultivos y veíamos por la televisión. Pero si subimos un poco por encima de las nubes y bajamos la cabeza veremos que la verdadera plaga en la tierra somos nosotros. Somos demasiados. La población del planeta es exagerada y muy por encima de una población que pueda mantener una relación cordial con el planeta en cuanto a recursos se refiere. Además de explotar los resursos naturales, el aumento indiscriminado de población hace que aumente la productividad, las fábricas, la energía, la contaminación, y que la consecuencia lógica sea la desertización, los climas extremos, la extinción de los recursos naturales. Cada vez hay menos espacio y menos condiciones ambientales adecuadas para la reproducción de esos recursos.

Una posible no solución, pero si efecto que ayude a paliar estas consecuencias es el control de la natalidad. Si si, no nos ofendamos, libertad, bla bla bla… pero ¿y la responsabilidad?, ¿acaso no tenemos que ser responsables con el planeta?, ¿y el respeto?. Siempre hablamos de respeto entre nosotros, pero nunca de respeto con la naturaleza. Y así nos va.

Otra posible solución, y esta es la que más miedo me da, porque si revisamos un poco lo dicho parece que es la que en algún momento se quiere adoptar por parte de algunos iluminados, es la extinción de una gran parte de la población mundial, lo que permitiría un reparto más responsable de los recursos y menos acción-polución sobre el entorno. ¿Que como digo esto?, pues viendo que el gasto en armas es 190 veces más que el gasto en paliar el hambre, me da por pensar desgraciadamente que o bien quieren dejar morir de hambre a una parte importante de la población, o que están esperando el momento adecuado para expterminar a algunos millones mediante el uso de las caras y tan queridas armas de las que hacen acopio sobre todo determinados paises tan y tan peligrosos como Iran, Israel o EEUU (el más peligroso de todos). Y esto no es nuevo, algunos humanistas radicales anteriores a nosotros ya hablaban de esta posible solución. Ojo, no para llevarla a cabo, simplemente como una posibilidad existente. Pero es que los que seguro que en nuestros días puedan barajar esta posibilidad no son humanistas, son iluminados que se hacen mal llamar políticos.

Solo un cambio de actitud en el hombre permitirá darle una vuelta de tuerca a este asunto, pero no para apretarlo más y más, sino para liberar a la tierra de la presión a la que le estamos sometiendo. No soy catastrofistra, ni mucho menos. Pero es cierto que pensando en el comportamiento humano cada vez con mayor intensidad pienso que descendientes nuestros, alguna generación más allá de donde nos encontramos ahora podrá “disfrutar” de la extinción del planeta por lo menos tal y como lo conocemos en la actualidad. 

El otro día hablando sobre este tema, pensaba que sea cuando fuere, y para bien o para mal, me gustaría poder contemplar ese momento del cambio puntual natural y radical del planeta que conlleve o bien el cambio de actitud de la Humanidad para reconducir la situación, o bien posiblemente la fecha de caducidad del planeta y de todos los que la pisamos.

No para contemplarlo por morbo, sino para saber si al final de todo hay vida inteligente en la Tierra.

Anuncios

~ por Jon en 13 junio 2008.

10 comentarios to “Somos la peor plaga que ha poblado la Tierra”

  1. Tienes toda la razón del mundo. Demasiado dinero en armas y poco interés en acabar con el hambre y la sed. Hoy, día de inauguración de la Expo, he oido que muere un niño por falta de agua potable… CADA QUINCE SEGUNDOS.

    Tenemos el mundo hecho una mierda, claro que sí. Por cierto y hablando de armas me gustó mucho, y no lo esperaba, ‘El señor de la guerra’. Si no la has visto, te la recomiendo. Un abrazo.

  2. buen post y es cierto lo que dices, quizá la clave tú mismo la has expuesto, es necesario un consumo según la necesidad y no por grado de posibilidad. Y nos falta solidaridad, seriedad y responsabilidad y faltan tantas cosas en las personas para parar esto, seguramente nosotros no lo veremos pero yo me niego a darle a otras generaciones un mundo tan malo, cuando me vaya yo al menos quiero irme con la conciencia tranquila de que lo intenté, reciclé, consumí lo necesario, ahorré agua, no esquilmé recursos, irse con buena conciencia de haberl intentado, tal vez hasta conseguido un poquito en algo, no sé si será inteligente pero sí al menos saludable. Y como decía una frase que he leido por ahí y ni idea de quién es: yo quiero marcharme de esta mundo lo más sano posible 🙂 Un saludo

  3. Lo mas grave de todo es que los que tratamos de hacer algo distinto y pensar en el medio ambiente nos ven como bichos raros, porque no queremos seguir la corriente del resto.

    Muy interesante tu post… apoyo 100% tus comentarios.

    saludos

    Carolina

  4. malucooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooocooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooo

  5. ¿Maluco yoooo? Tururuuuuu

  6. y decimos q somos el futuro

  7. nosotros los humanos somos la plaga tenes razon no tiene cura por mas palabras de cambio que agamos ay personas que prefieren el dinero riquesa poder y dicen ser los mas inteligentes pero en realidad son los mas “tontos”de la galaxia podran tener dinero poder pero sin planeta donde piensan gastar su dinero y presumir su poder ?…. mejor si la humanidad se extinge porque somos nosotros mismos quienes creamos emfermedades mortales como diria mi maestro ” el humano se autoextermina “

  8. la esperanza del planeta cada ves se desbanece si no asemos algo…… pensar es lo que ace falta pensar en como salbarce y no en como destruir

  9. lo somos es cierto pero como cambiamos esos instintos tan primitivos. somos la peor de las especies. cuando dejaremos de destruir para crear. porque no construimos para preservar. realmente somos civilizados

  10. El mundo se va ala mierda gracias ala humanidad,somos el peor animal q existe,y amigo esto no tiene solución el capitalismo mueve el mundo del hombre

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: