Ladrónes, chorizos y mangantes

Leo con estupefacción, que no con estupefacientes, la carta del señor, si es que se puede dar este tratamiento a semejante  sinvergüenza, del ya ex Director Financiero del Museo Guggenheim Bilbao Roberto Cearsolo Barrenetxea, dirigida al Director General del Museo, Juan Ignacio Vidarte.

Para ponernos al corriente, este caradura, ha ido sisando montoncitos de euros hasta un total de 500.000 (euros, no montoncitos) de los fondos de la pinacoteca. Para unos antecedentes más detallados podéis ver la noticia completa aquí. Tiene la desfachatez de escribir una carta como el que felicita las Navidades, como si no hubiera hecho nada malo, como si hubiera hurtado un huevo Kinder en una tienda de chucherías, como el que escribe la lista de la compra. Del daño que ha hecho a la imagen del Museo, en los últimos meses bastante deteriorada por sus malas gestiones administrativas, o a la Sociedad Vasca en general, ni se acuerda.

Si este carota estuviera leyendo esto seguro que diría “¿Quién? ¿Yo?”. Si, tu. Aquí hay alguien que es un sinvergüenza, un ladrón, un caradura, un aprovetxategi, un listo de las pelotas, un mangante, un chorizo de Revilla con corbata de seda (perdón Sabina por apropiarme del recurso), una urraca, un maleante, un traperillo, un manilargo, un cuatrero a lomos de un burro cojo, un rufián, un choro. Y no soy yo.

Ni siquiera pides perdón en tu carta. Ni a Vidarte, ni a la Ciudad de Bilbao, ni a los bilbaínos, ni a la cultura, ni al Arte. Para arte, el que tú tienes para mangonear. Lo único que has pensado es “Vaya, me han pillado”, pero no te arrepientes ni un ápice de tu fechoría. Hubieras seguido mangando hasta las baldosas de colores de los baños del museo, hasta las grapas de los bastidores de los cuadros, hasta los trípticos informativos en chino.

En el punto 6 de tu carta dices “Dado que no podía aguantar más con la situación he decido confesarle a usted los hechos (…)”.  ¡¡ Santa cara bandido !!. Lo que querías decir es “Dado que la he cagado y me habéis pillado con las manos en la masa no me queda más remedio que reconocer que soy un chorizo de poca monta.

Dices que devuelves parte del botín. Espero que recuperes pronto el resto que supongo habrás gastado en chucherías y en casettes de gasolinera.

Quedo a su disposición” acabas diciendo. ¿Igual esperas que te hagan un busto en la Plaza del Museo?.  Si fuera así, no tengas duda de que te iban a cagar todas las gaviotas y palomas encima, merecidamente, desde luego, en recuerdo a toda la mierda que has echado sobre la imagen del museo.

Que te vaya bien, espero que encerrado en una celda sin ventilación de la carcel de Basauri con una calculadora solar como única propiedad.

Anuncios

~ por Jon en 17 abril 2008.

15 comentarios to “Ladrónes, chorizos y mangantes”

  1. Pues tienes toda la razón del mundo. Cuando vi la nótícia por televisión no me lo podía creer. Menudo director. Seguro que le dejamos una calculadora… aunque sea sola ry no tenga luz? Un abrazo.

  2. Es verdad, igual menjor que no. Aunque no la pueda utilizar seguro que hace negocio con ella en la carcel…

  3. ¡Menudo fenómeno! Vaya manera de enmiendar, a lo tonto, el nombre del Guggenheim…

    Propongo que la próxima exposición del Guggen sea de fotografías de grandes mangantes de guante blanco con el traje de carcelario y el cartelito con la numeración…

    Y mientras, el mítico Roca disfrutando de permisos….

  4. No sé que me pasa, últimamente, con el teclado. Quería decir enmierdar…ECHAR MIERDA, vamos…

  5. Como me suena eso de enmierdar. Ultimamente me echan a diario mucha mierda encima.

  6. ¡Ay! ya lo dice el refranero popular: “la mala hierba nunca muere”

  7. Efectivamente Dostospos, no hay más que verme, que sigo cumpliendo años, jajajajaja

  8. lo de la calculadora solar ha estado bien, es justo, yo también le dejaría tenerla en la cárcel, ya lo dice el refrán “un chorizo es imposible que sea un pedazo de pan” (me lo acabo de inventar al leer tu post), un abrazo

  9. Te has quedado a gusto, eh? Y tienes toda la razón. Yo procuro ser benevolente, y pensar que esta gente siempre tiene una posible redención… Pero, sí, me jode (con perdón) que me manchen “mi” museo, uno de los “cojo-símbolos” de mi barrio, hasta que llegue la torre de Abandoibarra… Y el nombre de mi ciudad. Espero que nunca nadie lo vea como ahora se ve Marbella, por ejemplo. Bien, Monoloco.
    PD. ¡Queremos fotos! 😉

  10. Hola monoloco, me hizo mucha gracia el comentario que me dejaste el otro día, espero que te oxigenarás un poco mientras esperabas a las tres de la tarde, je,je.
    ¿Has visto ya el post con las fotos? A mi me gusta mucho como ha quedado esa combinación de las fotos con el texto y la música, pero claro está mal que yo lo diga ¿verdad?
    Un abrazo

  11. Perdéis el tiempo con analizar “un mangante más” y ¿que me decis de todos los que bajo un cargo público o privado estan tocando los cojones y jodiendo a la sociedad día a día desde esos puestos? ¿Democracia?. Democracia seria que los pudíesemos explulsar sobre la marcha de esa sociedad y hacerles pagar sus fechorias sin que salgan de la carcel en dos días (Don Julian, el Sr. Roca, etc.etc.).

  12. Pol, desgraciadamente sigue habiendo demasiado chupóptero en muchas instituciones vascas, como en otros tantos sitios, claro.

    Dostospos, leí ayer el relato. Luego me paso con más tiempo por tu blog para felicitarte.

    Excéptico, desde luego si me pongo a analizar a todos los mangantes del país, ya sea en instituciones privadas o públicas, tengo que dejarm de trabajar de por vida para dedicarme solo a ello. Además está claro que pagar pagar no pagan… por lo menos menos de lo que deberían. Desde luego que si las penas fueran mayores se lo pensarían un poco más. El tema de la justicia está muy malito…

  13. […] Ladrones, chorizos y manganteselmonoloco.wordpress.com/2008/04/17/ladrones-chorizos-y-mang… por Joputi hace pocos segundos […]

  14. […] eternamente joven y el destino de Arsene Lupin, marcado trágicamente al elegir la profesión de chorizo ya desde pequeño. Arsene Lupin es un niño, de pequeño y de mayor. independientemente de su […]

  15. despues de lo visto en este pais ,no se puede ni debe confiar en nadie ,los controles monetarios debieran ser ferreos con los q manejan fondos publicos y las penas durisimas la cadena perpetua seria lo justo y p supuesto asegurarse de dejarlos sin blanca mucha gente se suicida por culpa de la ruina q traen estos traidores a su patria

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: