La Rochelle

La Rochelle, primera parada de nuestro viaje. A mitad de camino entre Bilbao y Saint-Malo, necesitábamos respirar aire fresco, estirar las piernas, pasear, y oler un poco a Mar. Distantes aún de la Bretaña, dos horas de descanso entre el escaso número de gente que se atrevía a salir a la calle con  ese aire frío, que desde luego, nos despejó del agarrotamiento del coche de buenas maneras. Muchos recuerdos al bordear Bordeaux, nuestro primer viaje hace exactamente un año.

Gente joven sentada en las terrazas de las Brasseries que dan al puerto, como si el frío no fuera con ellos. Una mirada rápida para descubrir que se trata de una pequeña ciduad dedicada al turismo en la actualidad. Un puerto salpicado de barcos de recreo, restaurantes y cafés bordeando la puerta de entrada a la ciudad, salpicada por tiendas de moda entre sus calles.

Tomamos un café y decidimos adentrarnos en el centro de la ciudad. Hace mucho aire frio para disfrutar del puerto que dejamos a nuestras espaldas, y paseamos entre los escaparates y plazas de La Rochelle.

Entramos en alguna tienda, más por disfrutar de algo de calor que por vicio consumista, vacías en su mayoría debido a la escasa actividad humana que hay a esas horas por la ciudad. Son poco más de las 18:30h y los franceses van dejando las calles. A esa hora nosotros nos hubiéramos comido un chocolate con churros para hacer base para la cena. Ciertamente somos un poco triperos. Sabemos que tendremos que hacernos con el horario frances.

Las calles se vacían. Al pasear sobre los adoquines oimos nuestros propios pasos. Pequeñas casas desconchadas albergando tiendas novísimas en sus bajos. Paredes descuidadas, cierto aroma a pasado, rincones que invitan a entrar. Un viejo sabor a gloria abraza las calles de la Rochelle. Una ciudad que aún conserva el espíritu de una urbe con clase. Una vieja dama.

Empieza a atardecer en La Rochelle, el viento desaparece completamente y decidimos bordear el puerto y pasear a la orilla de la Ciudad. En la orilla frente a la ciudad vieja han construido casi una nueva ciudad de apartamentos y servicios para el turismo respetando por lo menos el nucleo de la ciudad. El paseo relajante por el borde de esta orilla nos permite disfrutar de la preciosa vista de La Rochelle al atardecer.

Las viejas casas que flanquean la muralla de la ciudad, vigilantes de la entrada por Mar del turismo, pesca y comercio se preparan para dormir. Quedan muy pocos minutos para que se meta el sol. El frío empieza a ser más intenso con la falta de luz y solo algunos pocos se deciden a salir a correr por la orilla de la parte nueva. Nada se mueve, solo nosotros y el sol que se va ocultando tras la línea azul del Atlántico.

La ciudad se dispone a domir.

Aún nos queda una tirada hasta Saint-Malo, subimos al coche y enfilamos dirección Nantes, Rennes, hasta llegar a Saint-Malo bien entrada la noche.

Anuncios

~ por Jon en 27 marzo 2008.

7 comentarios to “La Rochelle”

  1. ¡Olalaa tres jolie la Rochelle et la France!. Que agradable amigo, ese viaje recorriendo toda la costa de oeste a este, de abajo-arriba es una gozada. Disfruta, disfruta.

  2. Disfrutar disfrutar no que ya se ha acabau… pero desde luego que lo he pasado en grande, si señor.

  3. Me fascina viajar y mas aun viajar por esos caminos que relatas tan bellamente.

    He estado por esos senderos en el 2002, convocaste mil imagenes.

    Gracias.

    MaLena.

  4. Algun día me explicarás el viaje, que estoy pensando en hacer algo parecido en verano.
    Me gustan mucho las fotos!!
    Un abrazo!

  5. Gracias por tu comentario en mi blog. Ya tienes un visitante más.

  6. Hola, soy francesa y soy de La Rochelle ! Muy chulo el articulo, un joli carnet de voyages ! Las fotos del Mont Saint-Michel son una pasada! Pero si es que este lugar vale todas las “torres Eiffel” del mundo! Muchas gracias por este viaje por mis tierras!
    Un saludo.

  7. Hola Cél, como bien dices Mont Saint Michel vale mucho más que otros tan conocidos y revisados de Francia (y de otros sitios claro).

    Y La Rochelle tiene un encanto muy muy especial…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: