Sigue oliendo a mierda

Casi me alegro de no haber pasado por Bilbao este fin de semana. Tenía unas cuantas tareas pendientes en el Botxo, visitas a una serie de tiendas, ruta artística por la Ciudad, disparar una pocas fotos, usmear entre libros de fotografía en Ribera y de paso comer el sábado en casa de los aitas que se como de cojones.

Cuando el domingo a medio día, allá por Punta Pechón, mientras comíamos unas patatas al cabrales para alimentar nuestra gula antes de dedicarnos a la segunda comida del día vi en la pantalla de televisión, sin sonido, las imágenes de nuevo de cualquier lugar en Euskadi con contenedores ardiendo, coches cruzados y carreras olímpicas. Inmediatamente pensé en Donosti, pero rápidamente apareció un Bilbobus cruzado en la carretera que me hizo exclamar un “Me cago en la puta, si es Bilbao.

Prefiero no saber cuales han sido las consecuencias económicas. Prefiero no saber ni cuantos detenidos, ni cuantos heridos, ni quién le va a explicar a los dueños de los coches volcados que estos se han destrozado por la opresión que sufre Euskadi por parte del estado. Me hierve la sangre. Prefiero no leer noticias relacionadas y mediatizadas dependiendo de la tinta que las alimente que fomentan el odio y el rencor entre unos y otros.

Ni el terror callejero, ni la ilegalización partidista y oportunista son soluciones válidas a un conflicto que hace demasiado tiempo ya que huele a mierda. Mierda por cierto que algunos parecen oler a gusto metiendo el dedo en el culo desde la oposición.

Demasiadas veces que me pregunto ya hasta qué punto nos interesa a todos resolver este problema.

Anuncios

~ por Jon en 11 febrero 2008.

3 comentarios to “Sigue oliendo a mierda”

  1. Suscribo todo lo que dices, pero como para hacer pedagogía después de todo lo que está pasando esta legislatura. Al final, ETA y el PP son los únicos que han conseguido sus objetivos. La banda terrorista sigue siendo el gran obstáculo para la paz, a pesar de las voces que desde la izquierda abertzale pedían el fin de la violencia, y el partido popular, y sus aliados, se han comportado -en un entorno democrático como el que se supone que se mueven- como grandísimos hijos de puta. En estos momentos, todos, por intereses electorales, se suben al carro de la confrontación. No country for just men.

  2. Y demasiadas veces no habrás encontrado la respuesta. O perdón: tal vez te hayas acercado a ella, pero el olfato fino y el hedor que desprende (sumado a un punto de esperanza que a veces nos negamos a perder) te hacen suponer que no. Que no has dado con ella. Porque te niegas a que hieda como lo hace…


    ¿durante cuántas cagadas más????
    ains. No sé si es un asco de pena, o una pena de asco.

  3. ¡All in all it’s just another brick in the wall!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: