La Fontana di Trevi

Fontana di Trevi 

Caminar rumbo a la Fontana de Trevi por primera vez se convierte en un acontecimiento especial. Una vez que sales a la calle por la boca del metro de Barberini – Fontana di Trevi, piensas que nada más sacar la cabeza del metro, te vas a encontrar de lleno con la Fontana. Es ridículo, esta idea únicamente es fruto del ansia de llegar a la Fontana lo más rápido posible, ya que en ninguna cabeza cabe que a alguien se le ocurriese construir una boca de metro en la misma Fontana. Gracias a Dios, porque iluminados de la funcionalidad los hay a montones.

Lo primero que haces es girar 360º sobre ti mismo y buscar una señal que te diga donde se encuentra la Fontana. Al no encontrarla decides tomar aleatoriamente siguiendo el instinto que pocas veces  funciona una de las calles que confluyen en la Piazza Barberini, y una vez que has vuelto sobre tus propios pasos decides preguntar, lo que normalmente suele ser lo más acertado. Los camareros de las terrazas de las cafeterías de Piazza Barberini tienen que estar hasta los pelos de sus Barberinis de que todos los turistas del mundo les pregunten qué camino les lleva a la Fontana de Trevi. No hay más que oir sus respuestas.

El camino que lleva a la Fontana di Trevi es la Vía del Tritone, dejando a nuestra espalda poco a poco la fachada del Hotel Barberini. A nuestra derecha vamos ojeando los escaparates repletos de corbatas de seda italiana a 10 euros, bolsos de Gucci a 400 y camisetas de la Lazio y la Roma falsificadas. Un pequeño resumen de los escaparates que inundan las calles de Roma. 

Tres manzanas más tarde giramos hacia la izquierda y tomamos la Via Della Stamperia. Ajenos al ruido del gentío que abarrota todas las calles y de las carreras de los taxis, un murmullo de agua se empieza a hacer notar cada vez más intensamente. Dan ganas de echar a correr, y sin quererlo, la respiración se va acelerando. Esta última se para al llegar a la piazza, girar la cabeza a la derecha, y encontrarte con el imponente Neptuno tirado de dos Tritones que representan los dos estados de la Mar. El agua azul, brillante por las luces artificiales de la iluminación nocturna de la Fontana, y la fuerza de los pliegos y las formas de los cuerpos representados,  hace que por un instante no te percates de las hordas de gente que atestan la escalinata que da acceso a la Fontana.  

Una vez que te recuperas de la emoción y consigues zafarte de todos los vendedores ambulantes que dicen regalar rosas e intentan venderte hélices luminosas que vuelan sin rumbo y canicas infernales que hacen ruido al soltarlas, te das cuenta de que por mucho romanticismo que represente la Fontana, este se pierde en gran parte debido a las innumerables parejas nerviosas que disparan sus flashes y tiran monedas como si se tratara de una máquina tragaperras. La gente pierde la cabeza a la orilla de la Fontana.

Nos quedamos embelesados mirándola sin decirnos nada y disfrutamos de su imponente presencia.  Me imagino que estamos solos en la Fontana y emulo a  Pierluigi Praturlon fotografiando a Lili haciendo de Anita Ekberg mientras se va adentrando en el agua de la Fontana. Se respira ambiente de la época de la Dolce Vita dentro de mi cabeza. 

Nos adentramos en la Via delle Muratte dejando la Fontana detrás y con el murmullo del agua en nuestros oídos cada vez más débil. Reproducciones de La Piedad y el David de Miguel Angel se amontonan al lado de láminas de Gregory Peck y Audrey Hepburn bordeando el Coliseo encima de una Vespa. 

En los días sucesivos volvemos a diario a la Fontana. Monedas, fotografías, besos…

Anuncios

~ por Jon en 10 enero 2008.

3 comentarios to “La Fontana di Trevi”

  1. Precioso post de Roma

    saludos

  2. Gracias trapatroles, me alegro de que te haya gustado !!

  3. es cierto, la fontana di trevi es asombrosa. lo mejor es que está escondida entre las calles y de repente aparece frente de ti, con todo su esplendor.

    gracias por compartir tu opinión!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: